Como a tecnologia afetará nossa aposentadoria?

Comentário do Blog –  O centro Virtual sobre envelhecimento publicou dois artigos sobre o papel da tecnologia e o envelhecimento, Este é o Primeiro.

Sabemos, gracias al Estudio sobre Economía del Envejecimiento, que hay muchos mitos e ideas preconcebidas sobre cómo, cuánto y para qué usan nuestros mayores Internet. Hoy empezamos una serie de artículos que se titula Cómo la tecnología transformará nuestra jubilación, publicado originalmente el The Wall Street Journal en el mes de noviembre de 2015, y cuyo autor, Joseph F. Choughlin, director del AgeLab del MIT (Massachusetts Institute of Technology) ha sido elegido uno de las 50 personas más influyentes en envejecimiento en 2015. 

En el primer artículo planteamos el tema de cómo afectarán los cambios tecnológicos, los nuevos dispositivos, actitudes y aptitudes en la forma de afrontar la jubilación de ahora en adelante.

Hablaremos de diferentes contextos, empezamos por el laboral, y en la próximas semanas veremos otros como la forma de permanecer conectados con familiares y amigos, cómo nos permitirá estar activos, la influencia de la tecnología en nuestros hogares, y cómo las máquinas nos ayudarán a monitorizar nuestra salud. ¡Esperamos que los disfrutéis!

Tenemos que prepararnos para una nueva ola de dispositivos y servicios que nos harán más fácil trabajar, mantenernos sanos, vivir en nuestros hogares y permanecer en contacto con amigos y familia.

Para la nueva generación de jubilados, la pregunta que triunfa sobre todas las demás es una muy simple: ¿Cómo se agrega más vida a vidas más largas?

A medida que las personas viven, más, y pasan más tiempo jubilados, el reto será exprimir al máximo esos años. ¿Cómo encontrar una segunda carrera gratificante? ¿Cómo mantenerse cerca de amigos y familiares? ¿Cómo mantener la independencia y la movilidad? ¿Cómo descubrir nuevas experiencias?

La respuesta es sencilla: la tecnología

La próxima generación de jubilados dispondrá de una tecnología sin precedentes y de una serie de servicios para inventar un nuevo futuro de trabajo a tiempo parcial, de disfrutar de vida social, disfrutar, vivir en sus propias casas, mantenerse sanos y recibir cuidados.

Muchas de las soluciones vendrán de la mano del “Internet de las cosas” – donde los objetos domésticos podrán usar Internet para pensar, hablar y comunicarse unos con otros, permitiendo una nueva industria de servicios bajo demanda para adultos mayores. Los electrodomésticos de la cocina monitorizarán la dieta de la persona y mandará esa información a su médico. Los mayores podrán contratar servicios que necesiten para hacerse cargo de tareas rutinarias que se hayan vuelto demasiado complicadas, desde la limpieza de la casa hasta viajes en coche. Incluso la ropa conectará a las personas a una gran red de servicios que monitorizarán, gestionarán y les motivarán para la tercera edad.

Este nuevo mundo de la jubilación traerá consigo numerosos retos – entre ellos, el coste y la posible pérdida de privacidad. Pero si los retos pueden superarse, estas innovaciones podrán transformar la jubilación en un nuevo y vibrante periodo en la vida que consistirá en vivir mejor tanto como consiste en vivir más tiempo.

Estas serán algunas de las innovaciones.

Permanecer en el trabajo

La jubilación ha sido una línea clara entre trabajar y no trabajar. Hoy en día, tu carrera puede haberse completado, pero no haber terminado de trabajar. Investigaciones recientes de AARP indican que cerca de 4 de cada 10 baby-bommers planean trabajar durante su jubilación. Algunos mayores de 50 años indican que les gustaría trabajar hasta que puedan hacerlo. Estos días, esto es algo de desear que de conseguir. Los mayores no sólo se tienen que enfrentar a los prejuicios de jefes y compañeros de trabajo, sino que también se enfrentan a entornos de trabajo que cambian a tal velocidad, que exigen nuevas habilidades. Y pueden verse forzados a pensar en el trabajo de una nueva forma: como una serie de proyectos concretos, más que como un trabajo regular.

Ahora, la tecnología ofrece nuevas opciones y mayor flexibilidad. El teletrabajo no es una idea nueva, pero es crucial para jubilados que quieran la libertad de aceptar cualquier oportunidad que les convenga, sin alterar su modo de vida. Con los smartphones y tabletas, los nuevos jubilados pueden ser productivos desde su casa, desde una segunda residencia en la playa o desde parque infantil con sus nietos.

Internet también libera a los jubilados de tener que recurrir a compañeros de trabajo para ponerse al día con determinadas habilidades. Los cursos masivos abiertos – Moocs, permiten a los mayores aprender lo que necesitan para continuar siendo competitivos o descubrir nuevos campos.

La formación disponible no solo es en relación a habilidades laborales. También existe ayuda online para jubilados que quieran practicar técnicas de cara a entrevistas. Entrenadores basados en inteligencia artificial les ayudarán a evaluarse a ellos mismos con entrevistas virtuales. Un avatar hará duras preguntas, preparando para una entrevista con un potencial jefe que será más joven que sus propios hijos.

Todo esto se dirige a jubilados que quieran buscar puestos de trabajo tradicionales en oficinas. Pero Internet también tiene oportunidades para mayores que no quieran estar detrás de una mesa. Por ejemplo, las compañías peer-to-peer, que permiten a personas contactar con otras personas para requerir servicios. Normalmente no requiere un entrenamiento especial o experiencia para ofrecerse para estos servicios, y permiten la máxima flexibilidad. A jubilados activos a los que no les importe pasar el día en la carretera, por ejemplo, puedes registrarse para ser conductores con Uber.

La economía entre iguales también puede ayudar a los jubilados a obtener unos ingresos de una de las mayores inversiones que han hecho en su vida: sus casas. Servicios como Airbnb les permiten alquilar espacios en su casa familiar, que probablemente tiene habitaciones vacías ahora que los hijos se han marchado. Airbnb compartió hace poco en su blog que el 10% de sus propietarios son mayores de 60 años.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *