Una canción alegre con una historia triste

Este vídeo de New Order esconde una lección de vida

No importa lo mal que esté todo, cuando se ama y hay cariño de por medio—sin importar la edad— las cosas dejan de verse tan mal.

Cuando las arrugas se tornan en cumbres antigravitatorias, tu tiempo de reacción aumenta, la vitalidad se esfuma y poco a poco con el tiempo aquello que antes parecía maravilloso ya no tiene sentido, la vida se vuelve una maleta de piedras con las que es duro y exasperante cargar. Puedo asegurarlo: yo no colecciono ni la mitad de años en la mochila y a veces me gustaría que alguien me cortara la cabeza. Lo interesante es que ese sentimiento de pesadez, ese con el que seguramente alguna vez te has topado—aunque aún no llegues a los 60 años— a veces da un giro inesperado, y provoca que la vida se pinte de momentos brillantes dentro del caos. Algo así como el vídeo que New Order hizo para su canción “Tutti Frutti”.

Este video, que se desprende de un sencillo de su material, Music Complete, muestra a un host de televisón con algunos años encima rodeado de un mundo bastante plástico en el que él, por su edad, ya no encaja como antes. A pesar de que la canción está cargada de melodías que te invitan a sentir el “feelgoodismo”, y el hombre en teoría disfruta bailando o brincoteando como un perro, hay algo en su rostro que nos dice que la vida no le ha sido fácil. Por lo menos no lo es para él en ese momento. Aunque al final, esa dualidad de felicidad y tristeza que hay en el corto dirigido por Tom Haines, hacen que una historia en donde todo parece ir mal, termine siendo un alivio para todos nosotros: no importa lo mal que esté todo, cuando se ama y hay cariño de por medio—sin importar la edad— las cosas dejan de verse tan mal. Dale al play y abraza a alguien. Abraza a todo el mundo.

Fonte? http://www.qmayor.com/cultura/este-video-de-new-order-esconde-una-leccion-de-vida/

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *